El Maestro del Prado, reseña del libro de Javier Sierra.

El Maestro del Prado

Novelas literarias

¡Hola amores! ¿Qué tal estáis?🧡

Hoy vengo con la reseña de esta novela de ficción de Javier Sierra titulada ”El Maestro del Prado”. En sus 283 páginas nos narra una aventura entre Fovel, el maestro, y su alumno, Javier, al que le enseña los secretos más enigmáticos y menos conocidos de las pinturas proféticas del Museo del Prado.

Allí, en este escenario principal, conoceremos a los artistas más influyentes de la historia, como El Greco, Tiziano, Rafael, El Bosco, Brueghel el Viejo, entre otros. Una aventura que cambiará nuestra percepción del arte y su sentido más profundo, valorando cada detalle y dándonos a conocer el contexto histórico de cada obra de arte.

Para mí ha sido un libro que me ha sorprendido con creces. Sí es cierto que, debido a mi pasión por el arte y mi curiosidad innata por saber más sobre ciertos artistas, estilos u obras, hace que este libro me llame mucho más la atención y lo haya disfrutado mucho más. Sin embargo, tanto la pluma de Javier, como su trama enigmática y sus diálogos detallistas, han hecho que este libro merezca la pena.

Además, la edición de este libro es una edición exquisita, con ilustraciones a color y dos desplegables totalmente fieles a las obras originales: disponemos de un desplegable de El Jardín de las Delicias del Bosco y otro del Triunfo de la Muerte de Brueghel El Viejo.

En cuanto a los personajes, nos encontramos con dos personajes principales. Por una parte, tenemos a Javier, alumno del Grado de Periodismo que reside en Madrid durante su curso académico. Se trata de un chico joven, astuto e intelectual pero sobre todo, curioso. Esta curiosidad hace que, en sus visitas al Museo del Prado – lugar que visita para evadirse – conozca a Fovel, un hombre de edad avanzada, elegante y misterioso que hará de maestro para Javier, enseñándole los datos más intrigantes de la historia del arte.

Por otra parte, en cuanto a la ambientación, nos encontramos con un escenario rico en cultura y que a mí, personalmente, me encanta: El Museo del Prado en pleno siglo XX. Dicho museo se ubica en la capital y alberga una media de 35.000 obras. Este lugar es visto por los personajes como un lugar tranquilo, evasivo y en el que pueden sumergirse horas y horas sin darse cuenta del paso del tiempo.

Por último, en cuanto a la narración, nos encontramos con una pluma muy detallista y bien cuidada, con una narración sustentada de todo tipo de datos e historias que hace que el lector se de cuenta de la buena documentación que ha dispuesto el autor para la elaboración de este libro. Como os he comentado en uno de los primeros párrafos, personalmente me ha gustado mucho la redacción de Javier, ya que en ningún momento el libro se me ha hecho pesado y los datos que ofrece son cuanto más curiosos.

En definitiva, para aquellos lectores amantes del arte y de hechos enigmáticos, los invito a que lo lean, ya que se trata de un libro que enriquece y que doy por seguro de que enganchará a quien lo lea.

Mi puntuación: 4/5 ⭐

¡Espero que tengáis un buen inicio de semana! 🧡

Nora y su vértigo constante

Novelas literarias, Novelas románticas

¡Hola amores! ¿Qué tal estáis?

Hoy vengo con la reseña de este libro, se trata de ”Nora y su vértigo constante” de Edurne Cadelo, una novela romántica bajo el sello Espasa que en 464 páginas nos narra la historia de Nora, una mujer de 41 años que se casó con Fernando, su novio de la universidad, y un embarazo inesperado hizo que abandonara su trabajo de periodista y se resignara a cuidar de su niña y a vivir a la sombra de su exitoso marido y sus pudientes suegros. Esta trayectoria se quebró bruscamente el día en el que Fernando murió en un accidente.

Dos años después, Lara, su hija, está a punto de marcharse a hacer un curso en Inglaterra. Espoleada por su mejor amiga, la incombustible Úrsula, Nora decide mudarse a Londres para estar cerca de su hija, reemprender su carrera de periodista freelance y escribir una novela. Instalada en un precioso apartamento en Notting Hill,  su casero es un modelo reconvertido en pintor con el que saltan chispas desde el primer encuentro.
Durante esos meses sola, Nora recuperará su independencia, sus ganas de hacer cosas, hará amigos y, por supuesto, se embarcará en una historia que pondrá su mundo del revés.

A nivel general, es una novela que me ha gustado, ya que ha sido muy entretenida y amena. Además, cogí mucho cariño a varios de sus personajes, de manera que en parte llegó a mi corazón, igual que me engancharon mucho su cantidad de plot twist. Sin embargo, he sentido una sensación un tanto agridulce conforme la leía, y es que algunas partes del romance me parecen precipitadas e incluso, egoístas – desde el punto de vista de la sumisión -. Hay partes en las que él, aunque ella no se sienta cómoda o quiera directamente, la intenta convencer para hacer cosas que a él le apetecen justo en ese momento. A su vez, el romance empieza de una manera un tanto extraña, y durante él nos encontramos con faltas de comunicación y celos. Entiendo que esto ocurre porque desea que los miedos e inseguridades de Nora desaparezcan, pero creo que el entendimiento y espacio es lo primordial.

A pesar de todo esto sigo diciendo que, dejando a un lado estos pequeños detalles que no comprendí, es una novela con toques de humor, muy rápida de leer y que, para desconectar, está muy bien. Añadiendo que las últimas 100 páginas, todos estos pequeños detalles tóxicos desaparecen, y el final merece mucho la pena ya que es diferente y sorprendente, y es algo que me ha gustado mucho y ha mejorado con creces mi opinión sobre este libro.

Ahora sí, empecemos con otros detalles.

En primer lugar, tenemos a los personajes, como Nora. Se trata de una periodista de 41 años, viuda y con muchas inseguridades. Durante casi toda su vida se ha sentido vulnerable y se ha dejado llevar por otras personas que han sido las que han ido determinando y decidiendo su propia vida. Tras dos años de luto, su hija Lara decide mudarse a Londres para sacarse su curso y mejorar en idiomas. Allí, notaremos una gran evolución de este personaje, donde las inseguridades desaparecerán y conoceremos a una Nora sin límites, valiente y con prioridades.

Por otra parte tenemos a Alan, un profesor que, en sus ratos libres, ejerce su antigua profesión: ser modelo. Se trata de un chico carismático, apasionado, extrovertido y sin pelos en la lengua. Es conocido por su gran atractivo, sin embargo, guarda dentro de él una coraza que será rompible con el paso de la historia, y a partir de este momento, conoceremos a un chico más sensible y decidido, que cambiará su vida en 360º.

También tenemos otros personajes secundarios que marcan mucho a la historia. A mí, desde luego, los que más me han gustado son Úrsula y Dafne. Úrsula es la mejor amiga de Nora, como si fuese su segunda cara de la moneda, ya que siempre la aconseja y es quien le anima a ser decidida y vivir su propia vida. Se trata de una mujer con mucho carisma y un tanto alocada. Sin embargo, Dafne pertenece al grupo de amigos de Alan, aunque también es dueña del Café Havana, una cafetería en pleno Nothing Hill que destaca por su deliciosa repostería. Ella es quien, cuando Nora llega a Londres, le aconseja y le ofrece su ayuda.

Por otra parte, tenemos la ambientación. Nos encontramos en pleno S.XXI, en dos ciudades distintas. Por una parte, la historia se centra en Madrid, una ciudad que define el pasado de Nora y en la que no le gusta vivir. Allí es donde se ubica su casa, muy cerca de la familia de su exmarido.

También tenemos como escenario primordial la ciudad de Londres, una ciudad nublada y fría, que nos presenta sus escondites más acogedores: el barrio de Nothing Hill, donde se ubica la casa de Alan y el Café Havana de Dafne, y lugares como la Reserva Natural.

Finalmente, en cuanto a la narración, nos encontramos con una redacción muy detallada y amena, que hace que la historia se lea rápidamente y queramos saber más. Edurne sabe cómo darle ese toque especial a todo lo que ocurre en este historia para así no dejarte indiferente. Es una de las cosas que más me ha gustado, la pluma de la autora, ya que encima nos hace ver los hechos desde el punto de vista de Alan y también, del de Nora, y esto es muy importante, ya que de esta manera sabemos qué piensan y sienten cada uno de los personajes.

En definitiva, un libro adictivo y entretenido, que nos presenta un romance ameno que hace desconectar. Yo no es que lo haya amado u odiado, sino que han habido detalles que no me han gustado, pero sí reconozco que a nivel general me parece una buena opción y que también me ha hecho aprender una gran cantidad de cosas, desde punto de vista de la superación personal y de lo que sí define una relación.

Os dejo aquí mi puntuación: 3/5 ⭐

¡Espero que paséis un buen domingo! 🧡

En la Calle Mayor

Novelas literarias

“Una historia que llega al corazón, como sus personajes”

¡Hola amores! ¿Qué tal estáis?

Hoy vengo con la reseña de este maravilloso libro. Se trata de “En la Calle Mayor” de Virginia Gil Rodríguez. Una novela autopublicada que nos narra la vida en la Calle Mayor, una calle en una ciudad antigua y amurallada donde sucederán hechos sorprendentes contados por un ángel contador de historias. Allí, las vidas de muchas personas cambiarán tras un libro llamado Pon a un ángel a trabajar, y nos encontraremos con una historia llena de emociones, personajes entrañables y reflexiones sobre la vida, que nos mostrarán la magia y lo esencial de la misma.

Para empezar con la reseña, os comentaré mi opinión sobre este libro. A nivel general, me ha encantado en todos sus sentidos. Nos encontramos con una trama muy original dirigida por May, una niña que pierde a su padre y que, tras esta desaparición, consigue armase de valor y sueños para seguir adelante, por otra parte, dispone de personajes muy diferentes y bien desarrollados y caracterizados que viven en la Calle Mayor, y por último, dispone de una narración muy fluida, con capítulos cortos y que, al final de estos mismos, se expone a modo de reflexión los pensamientos de May hacia su padre desaparecido, como si fuese un diario o una carta.

En cuanto a la ambientación, la historia se desarrolla principalmente en la Calle Mayor. Una calle fría y sombría, húmeda y oscura, grisácea y empinada. En esta calle hay múltiples comercios cada cual más original, como por ejemplo una librería de segunda mano con un escaparate polvoriento, también hay una tienda de marionetas donde todas dan la espalda si las observas desde fuera, una panadería con los panes boca abajo y una pescadería con los peces al revés, añadiendo por último una zapatería con zapatos de todos los colores.

En cuanto a los personajes, empezaremos por nuestra protagonista y su familia. May es una niña reservada, que siente calma cuando se refugia en los libros. Sin embargo, ella vive en una familia un tanto complicada, ya que su padre Ian desaparece de forma misteriosa y nadie cree la versión contada por ella.

Antes de lo sucedido, May vivía con su madre Ana, una enfermera que no sabe ser madre y que realiza largos turnos para sustentar a la familia, por tanto pasa muy poco tiempo con ellos. También estaba Ian, un padre frustrado que se dedicaba a escribir, pero que sin embargo acababa desechando todo lo que dejaba plasmado. Y por último está el pequeño Leo, hermano de May. Se trata de un niño amante de los coches y los superhéroes, que quiere pasar su tiempo jugando, tal y como un niño de su edad.

Por otra parte tenemos a Mel, una anciana propietaria de la librería de la Calle Mayor. Se trata de una mujer sabia y solitaria, pero muy bondadosa, que vive junto a sus veintidós gatos. Gracias a ella el lector puede conocer lo necesario de la vida, la sabiduría de las personas mayores, ya que nos hace entender que nada es necesario salvo lo que ya de por sí tenemos.

También tenemos a Pol, el zapatero, un hombre lustroso y cojo que siempre está de buen humor, y que vive feliz con lo que tiene. También está “Todokilómetro“, un hombre apodado de esta manera ya que sufre de una enfermedad y se pasa todo el día subiendo y bajando la cuesta de la Calle Mayor, es padre de Ryo, amigo de May. También tenemos a Ula, una señora ricachona y algo egoísta que vive sola, junto a su mayordomo, y busca la compañía de May y Leo. Y, por último, está el señor y la señora Munch, vecinos de May. Son una pareja un tanto curiosa, ya que la señora Munch es una persona un tanto malhumorada que siempre se está quejando, al contrario de su marido, que simplemente desea de una vez por todas ser invisible.

A diferencia de estos personajes, que viven en la Calle Mayor, tenemos a Ona, la profesora sustituta de Pía, maestra de la clase a la que pertenece May. Junto a Mel, es uno de los personajes que más me han gustado, ya que se trata de una persona con un corazón enorme, que muestra al lector la importancia de los libros y como estos pueden cambiar el mundo.

Por último, en cuanto a la narración, nos encontramos con una redacción muy fluida y amena, con capítulos cortos acompañados de una breve reflexión al final por parte de nuestra protagonista, donde también formula preguntas que hacen reflexionar al lector sobre aquello que realmente tenemos que aceptar, sin necesidad de frustrarnos por aquello que nunca llega.

En definitiva, un libro que esperaba que me iba a gustar, pero sin duda ha superado todas mis expectativas. Creo que es un libro que merece la pena leer, ya que a nivel emocional nos hace reflexionar, y por otra parte, porque es una historia que llega al corazón, como sus personajes.

Os dejo a continuación mi puntuación: 4,5/5 ⭐

¡Qué tengáis una buena semana!❤